martes, 19 de mayo de 2020

CERRANDO EL CLUB DE LECTURA FPB-CHOPERA


FPB-CHOPERA

NUESTRO CLUB DE LECTURA

He de decir que este curso, no se ha terminado el libro del club de lectura, pero aún así, siento, que más vale saborear el placer de la lectura, (compartida o individual) poco que nada.

Es cierto, que el confinamiento nos daba la oportunidad de leer mucho, pero también a algunos de mis alumnos, en este momento de incertidumbre, no les permitía concentrarse, por ello, he permitido que fuera de elección propia seguir o abandonar, ya que no creo que la lectura haya de ser a nuestras edades adultas, una obligación en vez de una devoción.

El libro seleccionado, Jaque en la Red, ya lo había utilizado para otros alumnos, y les encantó, y a mí me vino genial para trabajar muchos conceptos de Informática, trabajando la interdisciplinariedad entre diferentes módulos del Ciclo, y dándole una visión práctica y real a esos conceptos, lo que es trabajar con competencias.  Pero como ya nos decía Ortega y Gaset, “Yo soy yo y mis circunstancias”, y en este caso a mis alumnos de 2º de FPB no les ha motivado o llegado, por sus circunstancias.

Utilizo el club de lectura como estrategia metodológica, trabajando la lectura en voz alta y compartida, pero debido a las circunstancias del COVID-19, la propuse para continuarla en casa, cambiando la propia estrategia y buscando el goce y disfrute por la lectura.

En circunstancias “normales”, suelo planificar el club de lectura, con unas acciones y tareas acordes al grupo de alumnado que tengo cada curso escolar, según las capacidades y realidades de éstos, buscando como objetivo último favorecer la adquisición de diferentes competencias claves, pero evidentemente la primera es la competencia lingüística tan necesaria para lograr adquirir cualquier otra competencia.

Para terminar esta entrada lo quiero hacer con esta frase de María Montessori:

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle

Esta frase me acompaña en mi día a día como docente, porque así entiendo yo la educación, por ello les proporciono las herramientas y mi acompañamiento a todo mi alumnado, pero sin forzar, deseo que los días que leímos juntos, y conversamos sobre lo leído, aunque haya sido poco tiempo, les haya dejado una semillita para que crezca y florezca cuando ellos lo deseen.